Unos vecinos

Lamentablemente, no tengo fotos. Mira que lo he pensado veces: te tienes que llevar siempre el teléfono porque tiene cámara, nunca se sabe cuándo vas a necesitarla. A mí, el teléfono no me sirve para hablar, no me llama nadie. Bueno, sí, a veces me llama alguien que se ha equivocado de número, pero puedo estar muchos días sin utilizar el telefonito. Sin embargo, la cámara es muy necesaria. Si el otro día, cuando fui de paseo, la hubiera tenido, ahora podría poner aquí unas fotos ilustrativas. Quizá haya otra ocasión.

El caso es que después de dar el paseo habitual por el parque de Canyon Lake, nos metimos por la senda que discurre a la orilla del río Rapid. Yo lo llamo río porque es a lo que estoy acostumbrada en España, a los ríos pequeños que se llaman ríos, pero aquí al Rapid lo llaman creek, o sea, arroyo.

Nada más entrar en la senda, un arbolillo yacía en el suelo, tronchado, y otros dos mostraban un adelgazamiento notable en la parte baja del tronco. Los de alrededor habían sido ya protegidos con unas mallas para evitar más desperfectos.

¿Y quién está causando estos daños a los árboles? Pues unos vecinos que se han instalado en el barrio hace algún tiempo y a quienes todavía no hemos visto la cara: ¡los castores!

Y sin sierra ni ninguna otra herramienta más que sus poderosos dientes, se han construido su hacienda a la orilla del río y, por lo que se ve, parecen decididos a continuar su labor de ingeniería hasta levantar un dique que ya casi alcanza la otra orilla.

¡Cómo me gustaría verlos en acción, al natural!

Pues como no tengo fotos, enlazo un vídeo muy divertido.

http://www.youtube.com/watch?v=51UQghBtLuM&feature=player_embedded

Anuncios

22 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

22 Respuestas a “Unos vecinos

  1. Eso,ve con cámara y haz guardia si es necesario para que podamos verlo.
    Qué exótico suena desde aquí….Rapid Creek !!
    Un abrazo enorme.

    • No, voy a hacer como en las películas cuando llega un vecino nuevo al barrio. Prepararé unas golosinas de madera y se las llevaré para presentarme. Luego ya seguro que me dejan hacerles unas fotos. Un abrazo, Marga.

  2. Pero los castores no montarán tiendas de campaña 🙂
    Lo único que tienen útil estos telefonillos, que hacen de todo y distraer más ,es que algunos llevan una buena cámara. También hay compctas muy buenas que no ocupan nada…, y en un paseo por un paraje así, hay que llevarla, nunca se sabe lo que se encontrará.

    • Al principio de vivir aquí, un día me llevé la cámara compacta en el bolsillo del abrigo. ¡Ilusa de mí! No pude hacer ninguna foto, pues teníamos una temperatura de 17 bajo cero y la cámara se heló. Tuve que llevarla a reparar. Como yo nunca había estado a esas temperaturas, ni siquiera se me pasó por la cabeza que la cámara no funcionaría.
      Gracias por tu visita.

  3. BK

    Pero qué envidia. Menuda suerte tienes de vivir donde lo haces. Aquí para ver parte de un castor, como no sea en una peletería… Y doblemente suerte para poder vivir sin los malditos teléfonos móviles (he terminado odiando el ruidito de los mensajes, de las llamadas y, sobre todo, de los whatsapp).

    Ya sabes, la próxima vez que salgas a pasear, lo primero, ¡el teléfono!

    • BK, aquí la mayoría de la gente lleva el teléfono pegado a la mano constantemente, pero yo no. Para el trabajo lo necesito solo de vez en cuando porque generalmente trabajo desde casa, y llamadas personales prácticamente no tengo. Una vez, hace tiempo, recibí una llamada un viernes por la tarde. Era un tipo que se había equivocado de número, pero aprovechó para preguntarme si tenía algo que hacer esa noche. ¡Qué risa me dio!

      • margarita.marcos. Pues vaya, sí que tienes suerte de que no te llame nadie al telefonino (como dice mi amiga Conchi de Italia). Yo estoy francamente frita. Soy admiradora entusiasta de las nuevas tecnologías, pero la verdad es que o soy muy simpática o me avasallan entre todos.

      • ¿Y quién me va a llamar?

  4. Te mueves por unos paisajes que para mí son como de otro planeta, con castores en lugar de extraterrestres.
    🙂

  5. Paco Principiante

    “El manual de los jóvenes castores”, eso es lo que les tienes que pedir la próxima vez que los veas!!!!!

  6. Queremos fotos, por aquí no tenemos, aunque creo que en alguna parte del Pirineo, y, no sé cómo me viene a la cabeza que también en el río Cinca, o sea, por aquí cerca, por Monzón, tenemos alguna nutria, pero castores creo que no.

    Un abrazo

    • Bueno, bueno, a ver si hay ocasión de sacarles unas fotos a los animalitos. Y tú, José Luis, ya podías acercarte por esos lugares y hacer fotos de esos de por allí. Un abrazo.

  7. Sap

    .
    Según nos cuenta San Isidoro en sus “Etimologías”, el nombre de ‘castor’ viene de ‘casto’, en la creencia de que tal animalito, en cuanto se veía en peligro, se devoraba sus propios testículos.

    (Recuerdo unos dibujos animados de la Warner donde aparecía una tribu de castores que habían montado una fábrica de mondadientes. Cada uno se fabricaba a partir de un tronco de abeto gigante).

    Ángela: la cámara de un móvil ya se ha convertido en un necesario e imprescindible Tercer Ojo. Llévala siempre contigo, hija mía.

    🙂

  8. Me sumo al clamor popular: ¡queremos fotos! Un abrazo

  9. Yo también soy de los que usa el móvil para cualquier cosa salvo para hablar por teléfono.
    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s