El desierto

Hablaba Jesús Miramón del desierto hace unos días y me recordaba aquella experiencia tremenda que viví en Hombori, Mali.

Hombori no está en el desierto, pero lo parece. En aquel lugar, en el mes de julio, hacía un calor mortífero. Pero en contra de lo que dicen que ocurre en el desierto, por las noches no refrescaba lo más mínimo. En la cama cubierta con la mosquitera, el aire no se movía. Era imposible dormir.

Nos alojábamos en un albergue donde uno se duchaba en un cuartito de adobe con un ventanuco minúsculo, adonde había que llevarse un cubo enorme de agua recogida de un depósito que permanecía a la intemperie. Una tarde, a la caída del sol, decidí darme una ducha. Me metí en el cuartito con mi cubo, cerré la puerta, y empecé a sudar como si estuviera en una sauna. Me enjaboné y, a continuación, me eché el cubo de agua por encima para aclararme. ¡Tremendo error! Esa agua había estado todo el día al sol: estaba ardiendo. Inmediatamente me sentí morir. Mi cerebro no funcionaba, no, no funcionaba. No podía hablar, no podía prestar atención a nada externo, no podía distraerme de mi propio espanto. Mientras los demás cenaban y charlaban, todas las energías de mi cuerpo estaban dedicadas a sobrevivir. Trataba de escuchar la conversación para salir de mi penoso estado, pero solo era capaz de darme cuenta de que me encontraba en un remoto lugar del mundo donde podía pasarme cualquier cosa sin que pudiera hacer nada para evitarlo, donde el calor me asaba la sesera sin remedio, sin esperanza de alivio. En esas condiciones, me dediqué a beber agua y comer pan, siguiendo un instinto que de alguna forma me decía que no pasaba nada. Que, sucediera lo que sucediese, no tenía sentido dejarse llevar por el pánico.

Pan, agua y paciencia.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “El desierto

  1. Con lo mal que llevo yo el calor si me pasa algo así seguro que me da algo y lo mismo me quedo allí mismo… Uf.

  2. Seguramente habrías hecho lo mismo: comer pan, beber agua y esperar. Cuando no hay muchas opciones, no queda más que eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s