El mundo

Cambiar el mundo, decimos. El mundo, así, de un brochazo.

El mundo es un cuadro enorme, intrincado, lleno de matices, de colores, de formas, de tamaños, de personajes, de objetos, de olores, de recuerdos, de ideas, de sonidos, de palabras, de voluntades, de condiciones, de climas, de especies, de materiales, de temperaturas, de movimientos, de capacidades, de modos, de intereses, de gustos, de conciencias, de miedos, de aventuras, de palabras, y palabras, y palabras. Y aún más palabras.

¿Qué parte del mundo es exactamente la que decimos querer cambiar?

Me pregunto si alguna de las demás especies con las que convivimos siente también ese prurito de cambiar el mundo. Si, por ejemplo, hay algún grupo de leones activistas tratando de conseguir que no se maten más gacelas.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “El mundo

  1. No querría resultar impertinente pero me da en la nariz que lo de los leones activistas tratando de conseguir que no se maten más gacelas va a ser que no…

    (Me encantan tus fotografías de la cabecera del blog)

  2. Me lo estaba temiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s